La utilidad de un data logger de temperatura y humedad

Un data logger es una herramienta que ha sido diseñada para almacenar datos referidos cómo puede ser a variables como la temperatura o la humedad, aunque también tiene capacidad para almacenar datos muy variados. Lo cierto es que el concepto de data logger es muy amplio, ya que puede ser desde una de esas tablillas que se enchufan a los equipos, hasta complejos sistemas de comunicación que interconectan dispositivos en serie, con el objetivo de obtener los datos en tiempo real.

Los data loggers que se fabrican hoy en día se consideran un dispositivo que trabaja de forma autónoma, siendo capaces de obtener datos a través de variables eléctricas y ofrecer una respuesta dependiendo de los mismos.

Estos datos serán almacenados en una memoria interna. Cuando se desee, estos datos podrán descargarse mediante la conexión a un ordenador, así como a un dispositivo compatible.

Por poner un ejemplo, si utilizamos un data logger de temperatura y humedad, podemos captar los datos de cualquier entorno, para su posterior estudio.

¿Cómo funcionan los sensores de temperatura/humedad con un data logger?

Cómo ya hemos comentado, estos aparatos son dispositivos que tienen capacidad para registrar los datos específicos de fuentes externas que podemos necesitar analizar en cualquier momento. En concreto, los “registradores de datos” que tienen sensores para temperatura y humedad resultan muy prácticos en ciertas industrias, así como en tareas de almacenamiento de alimento.

Este señor en realidad es un componente electrónico que recibe el nombre de transductor o termopar. Para funcionar, este precisa de dos metales que se encargarán de hacer la medición en cuestión, tanto en temperaturas frías, cómo en calientes (la función de humedad funcionará de otra manera). En el caso de que la temperatura de un cambio en los alrededores, las diferentes uniones tendrán una reacción curiosa; se generará un impulso de señal electrónica que será traducido en el data logger, con el objetivo de indicar que se ha producido un cambio, para su posterior estudio.

¿Por qué es tan importante un data logger de temperatura y humedad?

El hecho de poder analizar los cambio de temperatura y/o humedad nos ayudará a mantener los alimentos con un nivel de frío adecuado para que se evite el deterioro. Por otra parte, también será capaz de mantener los productos en un determinado rango de temperatura; de esta manera, se conseguirá el máximo rendimiento en cualquier caso.

Usar uno de estos registradores de datos es muy sencillo; nos permite extraer toda una serie de datos que pueden ser muy interesantes. Estos data loggers requerirán de ser activados a través de un interfaz con el ordenador, o con un dispositivo al que se puedan conectar. Será en este dispositivo en dónde quedarán los datos para que puedan ser analizados posteriormente, cuando se necesiten.

Ahora ya sabes porque son tan importantes los data loggers, en especial los que miden la temperatura y humedad.